Información de salud


¿Qué es la quimioterapia intravenosa?

Para la quimioterapia intravenosa (i. v.), se coloca un tubo flexible (catéter) en una vena. Es posible que le coloquen una sonda i. v. de corto plazo, que se retira después de cada tratamiento, o bien, podrían ponerle un catéter venoso central. Este se inserta en una vena grande con acceso a la circulación sanguínea central, y se lo deja implantado todo el tiempo que sea necesario.

Sonda i. v. de corto plazo

Una vía intravenosa (i. v.) de corto plazo puede colocarse en la mano o en el antebrazo. Tal vez sienta una sensación de frío cuando se inicia la infusión i. v. El tratamiento suele durar de 30 minutos a  8 horas. La duración depende de la cantidad y del tipo de medicamentos, y de que también se administren líquidos por la vía i. v. o no. La aguja se retira una vez finalizada la sesión de terapia. Si se dificulta la inserción de la sonda i. v. de corto plazo, puede emplearse un catéter venoso central.

Catéteres venosos centrales y puertos

Hay tres tipos de catéteres venosos centrales:

  • Catéter central de inserción periférica (CCIP)

  • Catéter tunelizado, también llamado catéter central

  • Puerto implantable de acceso venoso

Pueden dejarse implantados durante semanas a meses. El catéter central trae los siguientes beneficios:

  • Facilita la extracción de sangre.

  • Reduce los pinchazos de aguja en un mismo lugar.

  • Puede permitir la administración de más de un medicamento a la vez.

  • Reduce el riesgo de escape del medicamento. 

Los riesgos incluyen los siguientes:

  • infección;

  • formación de coágulos en el catéter o alrededor de él;

  • problemas para despejar (enjuagar) el catéter;

  • escapes o roturas del catéter.

Hable con su proveedor de atención médica sobre los riesgos y los beneficios del acceso venoso.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Independientemente del tipo de acceso i. v. que tenga, llame a su proveedor de atención médica de inmediato si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • picazón, erupción, urticaria, silbidos al respirar, dificultad para respirar o dolor en el pecho después de recibir el tratamiento;

  • fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más alta, o según las indicaciones de su proveedor de atención médica;

  • enrojecimiento, dolor o hinchazón en el sitio del catéter o cerca de este;

  • secreción de líquido o sangrado de la piel cercana al catéter;

  • el catéter se sale o se rompe.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell