Información de salud


Quiste aracnoideo (quiste leptomeníngeo)

Un quiste aracnoideo es un saco lleno de líquido en el cerebro o la médula espinal. Se forma entre el cerebro o la médula espinal y la membrana aracnoidea. Esta membrana es una capa delgada de tejido alrededor del cerebro. Es uno de los recubrimientos de protección que envuelven el cerebro. Un quiste aracnoideo contiene líquido cefalorraquídeo. Es el líquido que está, de manera natural, alrededor del cerebro y la médula espinal. Estos quistes suelen aparecer más que nada en los niños, pero también pueden darse en personas adultas.

¿Cuáles son las causas de un quiste aracnoideo?

El quiste puede formarse durante las primeras semanas, cuando el bebé está creciendo en el vientre de su mamá. Cuando eso sucede, se dice que es un quiste aracnoideo primario. En otros casos, el quiste puede aparecer más adelante en la vida. Puede deberse a una lesión en la cabeza, meningitis o tumores, o a una cirugía de cerebro. Cuando eso sucede, se dice que es un quiste aracnoideo secundario. Los quistes secundarios son menos comunes que los quistes aracnoideos primarios.

Síntomas de un quiste aracnoideo

Los síntomas varían según la ubicación del quiste. En muchos casos, si el quiste es pequeño, puede no causar síntomas. Algunos quistes no causan síntomas hasta que se vuelven más grandes.

Pueden ser distintos de una persona a otra, pero pueden incluir los siguientes:

  • dolor de cabeza;

  • náuseas y vómitos;

  • vértigo o mareos;

  • problemas para oír o ver;

  • dificultades con el equilibrio y para caminar;

  • convulsiones;

  • cambios de comportamiento.

Un quiste aracnoideo en la médula espinal puede comprimir la médula o las raíces de los nervios y provocar:

  • dolor en la espalda y las piernas;

  • entumecimiento y cosquilleo en los brazos o las piernas;

  • debilidad en los brazos o las piernas;

  • problemas para controlar los intestinos y la vejiga.

Diagnóstico de un quiste aracnoideo

En algunos casos, su proveedor de atención médica puede descubrir un quiste porque aparece en una prueba de diagnóstico por imágenes que se hace por otra razón. En otros casos, puede que tenga síntomas causados por el quiste. Su proveedor de atención médica puede derivarlo a un neurólogo. Es un médico que se especializa en diagnosticar y tratar enfermedades del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). O quizá lo derive a un neurocirujano. Este es un proveedor que hace cirugías en el cerebro o la médula espinal.

El proceso de diagnóstico de un quiste comienza con una historia clínica y un examen físico. Su proveedor de atención médica le preguntará sobre sus síntomas y las afecciones médicas que haya tenido en el pasado. También puede preguntarle sobre los antecedentes médicos de su familia. El examen físico puede incluir un examen neurológico. Es posible que le realicen estudios de diagnóstico por imágenes para observar el cerebro. Puede usarse un medio de contraste (tinte) para ayudar a obtener una imagen con más detalles. Estas pruebas pueden incluir las siguientes:

  • Tomografía computarizada. Es una prueba de diagnóstico que emplea una serie de radiografías y una computadora para crear imágenes del interior del cuerpo. Pueden hacerle tomografías de su cerebro y su médula espinal.

  • Resonancia magnética. Esta prueba usa imanes fuertes y una computadora para generar imágenes del cuerpo. Las exploraciones de imágenes por resonancia magnética de su cerebro y médula espinal se pueden realizar para obtener más información sobre el quiste y los tejidos cercanos.

Las resonancias pueden repetirse con el tiempo para ver si el quiste ha crecido.

Tratamiento de un quiste aracnoideo

Si el quiste se encuentra en el cerebro y está causándole problemas, su proveedor de atención médica podría sugerirle extirpar el quiste mediante una cirugía. Si el quiste no causa síntomas y no crece, su proveedor de atención médica puede elegir observarlo atentamente y repetir las pruebas de diagnóstico por imágenes. El tratamiento depende principalmente de la ubicación y el tamaño del quiste, y de si causa síntomas o no.

Si necesita tratamiento, su proveedor de atención médica puede perforar el saco del quiste y drenar el líquido. El líquido del quiste se une con el resto del líquido cefalorraquídeo. Extirpar el quiste mediante cirugía también puede ser una opción.

Complicaciones posibles de un quiste aracnoideo

Un quiste aracnoideo que se deja sin tratar puede causar daño neurológico permanente a medida que el quiste se agrande o haya sangrado. Converse sobre sus opciones de tratamiento con su proveedor de atención médica.

Cuándo llamar al 911

Llame al 911 o busque tratamiento de emergencia si presenta los siguientes síntomas: 

  • dolor de cabeza grave y repentino;

  • convulsiones.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • náuseas y vómitos;

  • vértigo o mareos;

  • problemas para oír o ver;

  • dificultades con el equilibrio y para caminar;

  • dolor en la espalda y las piernas;

  • entumecimiento y cosquilleo en los brazos o las piernas.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell