Información de salud


Si su hijo tiene un neuroblastoma

¿Qué es el neuroblastoma?

Contorno de un niño donde se pueden ver la columna vertebral, los nervios, las glándulas suprarrenales y los riñones.
Neuroblastoma often begins in the adrenal glands. Or it begins in nerves that are attached to the spinal cord. These are called the sympathetic nerves.

El neuroblastoma es un tipo de cáncer infantil poco frecuente. Es el tipo más común de cáncer en niños.

Comienza en células nerviosas inmaduras afuera del cerebro. En aproximadamente la mitad de los casos, este cáncer comienza en las glándulas suprarrenales. Estas glándulas se encuentran en la parte superior de los riñones. También puede comenzar en el estómago, el pecho o la médula espinal. Incluso puede originarse en el tejido nervioso cerca de la columna a la altura del cuello.

A medida que las células cancerosas se multiplican y se dividen, forman un tumor. Pueden propagarse (hacer metástasis) a otras partes del cuerpo. El neuroblastoma puede llegar a los pulmones, la médula ósea, los ganglios linfáticos o el hígado. También puede alcanzar la zona que está detrás de los ojos. En los bebés, puede llegar hasta debajo de la piel.

El neuroblastoma puede aparecer en niños de cualquier edad, aunque en la mayoría de los casos aparece en niños de cinco años o menos. A veces, el tumor puede verse en una ecografía antes de que el bebé nazca. Existen distintos tipos de tratamiento que ayudan a reducir el cáncer y a que su hijo se sienta mejor. El equipo de atención médica del niño colaborará de cerca con usted para tomar decisiones sobre su salud.

¿Cuáles son las causas del neuroblastoma?

El neuroblastoma ocurre cuando los genes en una célula cambian o sufren daños (mutaciones). Esto permite que las células se multipliquen y dividan de manera descontrolada. Los especialistas aún no conocen la causa. Estas alteraciones genéticas se presentan al azar y no hay manera de prevenirlos. En muy pocos casos, el niño tiene antecedentes familiares de este tipo de tumor.

¿Cuáles son los síntomas del neuroblastoma?

Los síntomas más comunes del neuroblastoma se producen cuando el tumor ejerce presión sobre los tejidos cercanos o se propaga hacia los huesos. Estos son algunos de los síntomas más frecuentes:

  • color oscuro alrededor de los ojos;

  • dolor de huesos;

  • ojos saltones;

  • bulto en el abdomen, el cuello o el pecho.

En los bebés, estos también son síntomas frecuentes:

  • dificultades para respirar;

  • hinchazón del estómago;

  • bultos azules indoloros debajo de la piel;

  • debilidad en cualquier parte del cuerpo o imposibilidad de moverla.

Los siguientes son algunos de los síntomas menos frecuentes:

  • fiebre;

  • dificultades para respirar;

  • sangrado y moretones que se producen fácilmente;

  • presión arterial alta;

  • diarrea intensa y acuosa;

  • movimientos incontrolables de los ojos y fasciculaciones (temblores) musculares bruscos, que también se denominan síndrome de ojos o de pies bailarines.

¿Cómo se diagnostica el neuroblastoma?

El proveedor de atención médica de su hijo le hará un examen físico y un examen neurológico. Le preguntará sobre la historia clínica y los síntomas del niño. También es posible que su hijo necesite hacerse pruebas, como las siguientes:

  • Análisis de orina o sangre. Se realizan para buscar determinadas sustancias químicas en la sangre y en la orina.

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Se hacen para obtener imágenes detalladas de zonas en el interior del cuerpo. Pueden incluir radiografía, resonancia magnética, tomografía computarizada, exploración o gammagrafía con metayodobencilguanidina (MIBG, por sus siglas en inglés) o ecografías.

  • Biopsia. Se realiza para extraer muestras diminutas de tejido de un tumor. Estas muestras se analizan en un laboratorio para determinar si hay células cancerosas.

  • Aspirado y biopsia de medula ósea. Se realizan para tomar muestras de medula ósea de los huesos de la cadera. Estas muestras se someten a pruebas de detección de cáncer.

Estadificación y gradación del neuroblastoma

La estadificación es el proceso mediante el cual se evalúa el tamaño del cáncer y cuánto se ha extendido. La mayoría de los tipos de cáncer se estadifican según su propio sistema. El estadio 1 es el cáncer temprano, que es pequeño y no se ha propagado. Para el neuroblastoma, el estadio 1 significa que el tumor se puede ver con claridad y extirparse mediante una cirugía. Los estadios 2 y 3 son más complejos. El tumor es más difícil de extirpar y es posible que las células cancerosas se hayan diseminado. El estadio 4 significa que las células cancerosas del tumor se propagaron a otras partes del cuerpo.

La gradación se usa para describir qué tan anormal es el aspecto de las células cancerosas. Cuanto más anormales son, más rápido crecen. La estadificación y la gradación ayudan al equipo de atención médica a planificar el tratamiento para su hijo.

El equipo de atención médica también considera lo siguiente:

  • la ubicación del tumor primario;

  • los cambios genéticos en el tumor;

  • la edad de su hijo;

  • la cantidad de tumor que se puede extirpar con una cirugía.

El equipo de atención médica de su hijo le dará más información sobre el estadio y el grado del cáncer de su hijo, y qué implican en su caso. No dude en consultar al proveedor de atención médica si tiene cualquier pregunta.

¿Cómo se trata el neuroblastoma?

Su hijo será atendido por distintos tipos de proveedores de atención médica que se especializan en el cuidado de niños con cáncer. Es posible que su hijo deba ver a los siguientes profesionales:

  • cirujano pediátrico;

  • especialista en cáncer pediátrico (oncólogo);

  • endocrinólogo;

  • neurólogo;

  • neurorradiólogo;

  • pediatra;

  • trabajador social, consejero o psicólogo.

El objetivo del tratamiento es quitar y destruir las células cancerosas. La clase de tratamiento que recibirá su hijo dependerá del tipo y del estadio del tumor que tenga. Los bebés menores de un año pueden no necesitar tratamiento. Pero, de ser necesario, es posible que su hijo necesite uno o más de estos tratamientos:

  • Cirugía. Se realiza para extirpar todo o parte del tumor.

  • Observación expectante. Se realiza después de la cirugía, si el tumor es de riesgo bajo (crecimiento lento, no causa síntomas y es poco probable que se propague). Su proveedor de atención médica puede darle más información sobre los niveles de riesgo del tumor de su hijo.

  • Quimioterapia (o quimio). Es el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas. Puede usarse más de un tipo de medicamento de quimioterapia. La quimio se administra por vía i. v. (intravenosa), mediante una sonda que se introduce en una vena de un brazo o del pecho. También puede administrarse por boca o aplicarse con una inyección.

  • Radioterapia. Se emplean rayos X de alta energía para destruir células cancerosas y reducir el tumor.

La mayoría de los niños con cáncer reciben el tratamiento como parte de un ensayo clínico. Estos son estudios de investigación que buscan tratamientos nuevos y mejores contra el cáncer. Permiten que los niños reciban tanto los tratamientos estándares que se usan en la actualidad como los tratamientos nuevos que pueden incluso funcionar mejor.

Atención de apoyo

Durante el tratamiento del cáncer, el niño también recibirá terapia de apoyo. El objetivo de la terapia es lograr lo siguiente:

  • Aliviar los síntomas y efectos secundarios.

  • Proteger a su hijo de las infecciones.

  • Prevenir las molestias.

  • Mantener los niveles adecuados de las células sanguíneas.

Es posible que su hijo reciba lo siguiente:

  • Antibióticos. Estos medicamentos ayudan a prevenir y a combatir las infecciones.

  • Medicamentos contra las náuseas y otros. Estos ayudan a aliviar los efectos secundarios del tratamiento.

  • Transfusiones de sangre. Se hacen para recuperar los glóbulos que se destruyeron con el tratamiento. Se toma la sangre de un donante y se la conserva hasta que sea necesaria.

Atención a largo plazo

El tratamiento para combatir el neuroblastoma puede ser duro para el cuerpo. Es posible que su hijo necesite fisioterapia. Esto se hace para lograr que el cuerpo funcione normalmente después del tratamiento. Además, la quimioterapia y la radioterapia pueden causar algunos problemas. Por ejemplo, daño a ciertos órganos. Será necesario controlar la salud de su hijo durante el resto de su vida. El seguimiento a largo plazo puede incluir visitas a clínicas, análisis de sangre, pruebas de diagnóstico por imágenes y ecografías del corazón.

Consiga apoyo

Tener un hijo con cáncer puede ser aterrador y confuso. Recuerde que no está solo. El equipo de atención médica de su hijo colaborará con usted durante la enfermedad y atención de su hijo. También es posible que desee buscar otro tipo de apoyo. Esto lo puede ayudar a sobrellevar los posibles cambios provocados por el cáncer en su familia. Comuníquese con estas organizaciones para obtener información y recursos:

  • Fundación de Cáncer Infantil Neuroblastoma (Children’s Neuroblastoma Cancer Foundation), www.nbhope.org

  • Grupo de Oncología Pediátrica (Children’s Oncology Group), www.childrensoncologygroup.org

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell