Información de salud


Cómo funcionan los riñones

La función principal de los riñones es limpiar la sangre. Filtran a diario los residuos y el exceso de líquidos de la sangre. De esta manera, mantienen el equilibrio químico que el cuerpo necesita para permanecer saludable y con vida. Un solo riñón en buen estado, hasta una parte de un riñón, es suficiente para cumplir esta función. Pero, si ambos riñones fallan, es necesario encontrar una alternativa para que este trabajo se siga realizando.

Los riñones filtran la sangre

Los dos riñones se encuentran justo arriba de la línea de su cintura, por debajo de las costillas (caja torácica) y hacia la espalda, a cada lado de la columna vertebral. Son órganos con forma de frijol y suelen tener el tamaño de su puño. Filtran sangre a través de unidades de filtración llamadas nefronas. Hay alrededor de un millón de nefronas por riñón. Las nefronas cumplen la siguiente función:

  • Eliminar los residuos y los líquidos. Los riñones extraen los productos residuales de la sangre, por ejemplo, la urea. También eliminan los líquidos innecesarios.

  • Equilibrar las sustancias químicas. El cuerpo necesita sustancias químicas (como calcio, sodio, potasio y fósforo) para funcionar. Se sentirá enfermo si tiene una cantidad excesiva o insuficiente de esas sustancias. Al pasar la sangre por los riñones, se le extraen o se le agregan sustancias químicas para mantener el equilibrio adecuado.

Corte transversal de un riñón
"Los residuos y los líquidos que los riñones extraen de la sangre se convierten en orina. La orina se almacena en la vejiga hasta que puede salir del cuerpo."

Las demás funciones de los riñones

Además de filtrar la sangre, los riñones tienen otras funciones, como las siguientes:

  • Producir eritropoyetina (EPO) para indicarle a la médula ósea que fabrique glóbulos rojos (eritrocitos). Se trata de las células de la sangre que llevan oxígeno.

  • Ayudar a regular la presión arterial produciendo y liberando una enzima llamada renina.

  • Ayudar a mantener los huesos fuertes produciendo una forma de vitamina D llamada calcitriol.

Los riñones pueden resultar dañados por una serie de afecciones, entre las que se encuentran la diabetes, la presión arterial alta, el tabaquismo, las enfermedades hereditarias, los trastornos autoinmunitarios, el traumatismo y ciertos medicamentos. 

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell