Información de salud


¿Qué es el mutismo selectivo?

El mutismo selectivo se presenta cuando un niño no puede hablar en determinadas situaciones, pero puede hablar bien en otras. Por ejemplo, tal vez un niño no pueda hablar en la escuela, pero hable sin problemas en su casa. Se llama mutismo selectivo porque el niño se queda mudo solo en determinadas situaciones. Es una afección poco frecuente de la niñez. Puede causar problemas en la escuela y en situaciones sociales. El mutismo selectivo suele aparecer en niños muy pequeños, aproximadamente entre los dos y los cuatro años. Sin embargo, es posible que se detecte recién cuando el niño comienza la escuela.

Ansiedad social

Un niño que tiene mutismo selectivo probablemente se estrese mucho en determinadas situaciones sociales. Esto puede causar una ansiedad tan intensa que el niño se siente incapaz de hablar. El mutismo selectivo no es causado por la negación voluntaria de un niño a hablar. En algunos casos, un niño también puede tener otros problemas del habla. Sin embargo, en muchos casos, puede que el niño no tenga ningún problema para hablar cuando se siente cómodo.

¿Cuáles son las causas del mutismo selectivo?

No existe una única causa conocida del mutismo selectivo. Los investigadores aún estudian los factores que pueden derivar en mutismo selectivo. Por ejemplo:

  • trastorno de ansiedad;

  • relaciones familiares malas;

  • problemas psicológicos no tratados;

  • problemas de autoestima;

  • problemas con el procesamiento de los sonidos;

  • antecedentes familiares de trastornos de ansiedad;

  • una experiencia traumática.

El mutismo selectivo también puede ser hereditario (se pasa de padres a hijos).

Signos del mutismo selectivo

El signo principal del mutismo selectivo es un período de un mes o más de no lograr hablar en determinadas situaciones sociales. El problema no se debe a otro trastorno de comunicación, como el autismo. Tampoco se debe a que el niño no conozca la lengua hablada.

Algunos niños que tienen mutismo selectivo pueden manifestar signos adicionales, como los siguientes:

  • ansiedad;

  • retraimiento social;

  • timidez excesiva;

  • trastorno obsesivo-compulsivo;

  • depresión;

  • retrasos del desarrollo;

  • trastornos de la comunicación;

  • trastornos de la eliminación (orina o heces).

Diagnóstico del mutismo selectivo

El proveedor de atención médica de su hijo le preguntará acerca de la historia clínica y los signos y los síntomas del niño. Le harán preguntas para conocer el desarrollo del habla y del lenguaje de su hijo. Puede ser útil llevar a la consulta los informes de la escuela y los comentarios del maestro de su hijo. El proveedor de atención médica de su hijo puede querer observar al niño en su casa y en la escuela. Es posible que le pidan que grabe videos de su hijo en su casa o en la escuela.

Le harán un examen físico que incluirá un chequeo de los oídos, los labios, la lengua y la mandíbula. Tal vez también le hagan un examen neurológico. También es posible que necesite una prueba de la audición. El proveedor de atención médica estudiará a su hijo para descartar otras afecciones, como la esquizofrenia.

Es posible que otros proveedores de atención médica colaboren para evaluar a su hijo. Por ejemplo:

  • Fonoaudiólogo (SLP, por sus siglas en inglés). Puede evaluar la capacidad de su hijo para comprender y usar el lenguaje.

  • Psicólogo o psiquiatra. Puede ayudar a detectar los problemas emocionales que tal vez sean la causa de la afección.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell