Información de salud


Parálisis del VI par craneal (niños)

Esta afección es un problema con el movimiento del ojo. Se produce a causa de un problema en el VI (sexto) par craneal. Este también se conoce como nervio motor ocular externo. En algunos casos, la parálisis del nervio motor ocular externo está presente al nacer (congénita). También puede ser consecuencia de otros problemas que se presentan más adelante.

¿Cómo afecta al ojo la parálisis del VI par craneal?

El VI par craneal envía señales a un músculo pequeño que está fijado a la parte exterior del ojo (músculo recto lateral). Cuando este músculo se contrae, el ojo se orienta hacia afuera, alejándose de la nariz. Cada ojo tiene su propio músculo recto externo controlado por su propio par craneal.

¿Cuáles son las causas de la parálisis del VI par craneal?

Este par craneal viene desde la parte baja del cerebro. Así que es largo. Si se daña en cualquier parte de su recorrido, puede funcionar mal o dejar de funcionar totalmente. Si esto sucede, el músculo recto externo no recibirá señales. Y, en consecuencia, no se contraerá correctamente. El ojo de su hijo se orientará hacia adentro apuntando a la nariz.

En algunos casos, puede existir un problema con el VI par craneal desde el nacimiento. Esto se conoce como parálisis congénita del VI par craneal. En algunos bebés, las células nerviosas que controlan el VI par craneal no se desarrollan, por ejemplo cuando hay síndrome de Duane.

La parálisis del VI par craneal también puede presentarse como consecuencia de una lesión ocurrida durante el nacimiento. En los niños, otras causas frecuentes pueden ser las siguientes:

  • Lesión, especialmente una fractura de cráneo

  • Tumor cerebral

  • Ataque cerebral

  • Aumento de la presión en el cerebro debido a meningitis u otras causas

En algunos casos, se desconoce la causa de la parálisis del VI par craneal.

Síntomas de la parálisis del VI par craneal

La parálisis del VI par craneal puede afectar a uno o ambos ojos, según cuál sea la causa.

El síntoma más común es la visión doble cuando los dos ojos están abiertos. Esto es más común cuando se mira a la distancia o cuando se mira en la dirección del ojo afectado. No todas las personas que tienen parálisis del VI par craneal tienen este síntoma.

También es posible que los ojos de su hijo estén desalineados. A esto se le llama estrabismo. El ojo del lado afectado puede orientarse hacia el medio. Al principio de la afección, es posible que a su hijo le ocurra esto solamente si mira en la dirección del ojo afectado. Si la parálisis empeora, el ojo se puede torcer hacia la línea media aun cuando su hijo mire derecho hacia adelante.

Si los problemas de movimiento del ojo son los únicos síntomas, la afección se llama parálisis aislada del VI par craneal. La parálisis del VI par craneal también puede incluir síntomas neurológicos y de otro tipo. Esta variante se conoce como parálisis no aislada del VI par craneal.

Los síntomas adicionales pueden incluir lo siguiente:

  • Pérdida de audición

  • Debilidad en la cara

  • Pérdida de sensibilidad en la cara

  • Párpado caído

  • Fiebre

  • Dolor de cabeza

  • Náuseas y vómitos

¿Cómo se diagnostica la parálisis del VI par craneal?

El proveedor de atención médica le preguntará acerca de los antecedentes de salud y los síntomas de su hijo. Le harán una exploración física. Incluirá una exploración detallada del sistema nervioso. Este tipo de exploración se sirve de pruebas para comprobar qué partes del cerebro y del sistema nervioso de su hijo pueden estar afectadas. Es posible que un neurólogo examine a su hijo. Es un proveedor de atención médica que se especializa en el sistema nervioso. El proveedor de atención médica también tratará de diagnosticar la causa de la parálisis del VI par craneal.

Tal vez a su hijo le hagan estudios de diagnóstico por imágenes como, por ejemplo:

  • Tomografía computarizada. Usa una serie de radiografías y una computadora para producir imágenes detalladas. Podría necesitarse una tomografía computarizada si aumentara la presión en el cerebro de su hijo.

  • Resonancia magnética. Usa imanes potentes y una computadora para crear imágenes del cerebro.

Quizás su hijo necesite otras pruebas para que se pueda detectar la causa de la parálisis del VI par craneal. Estas pruebas pueden incluir análisis de sangre o una punción lumbar (o espinal) para detectar si hay una infección, como meningitis.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell