Información relacionada


Partes del pie

El pie está formado por tejidos blandos y huesos que colaboran para que el pie esté sano, funcione bien y sin dolor.

Vista superior del pie que muestra los músculos, los huesos, los tendones, los ligamentos y los nervios.

  • Los músculos se relajan y se contraen para mover el pie.

  • Los tendones son fibras elásticas resistentes que conectan los músculos con los huesos.

  • Los ligamentos son tiras fibrosas que conectan los huesos.

  • Los nervios se desplazan a través del pie, lo que da sensibilidad.

  • Las uñas protegen las puntas de los dedos de los pies.

  • Las falanges son los huesos de los dedos de los pies.

  • Los metatarsianos son los huesos que se encuentran entre los dedos del pie y los huesos del tobillo.

  • Los tarsianos son los huesos de la parte posterior del pie (retropié) o la parte media del pie (mesopié).

  • El astrágalo es uno de los huesos del tobillo.

  • El calcáneo es el hueso del talón.

  • El arco está formado por huesos y sostenido en su lugar con ligamentos.

  • Las articulaciones son los puntos de encuentro entre dos huesos. Están recubiertos de cartílago. El cartílago es un tejido suave que permite que las articulaciones se muevan con facilidad.

  • Las fascias plantares son una capa de tejido fibroso que sostiene el arco y recubre los músculos de ese lugar.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell