Información relacionada


Consejos para después de la cirugía del pie

Una vez en casa, usted es el responsable principal de su recuperación. El pie sanará antes si lo cuida bien. Y si se recupera rápido, podrá volver pronto a sus actividades normales. Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica sobre cómo cuidar el pie después de la cirugía.

Estar de pie o caminar

Durante los primeros días, es posible que su proveedor de atención médica le recomiende que no apoye nada de peso sobre el pie. Es decir que cuando esté parado o caminando no cargue su peso sobre el pie. Es posible que tenga que usar un bastón, muletas o un andador para ayudarlo a moverse. Con el tiempo, puede empezar a apoyar algo más de peso sobre el pie siguiendo las indicaciones de su proveedor de atención médica. Asegúrese de seguir las instrucciones de su proveedor de atención médica. Si apoya peso sobre el pie demasiado pronto, podría dañar las reparaciones.

Cómo aliviar el dolor

Primer plano de pie elevado con vendaje y una compresa de hielo.

  • Use medicamentos para aliviar el dolor. Tome antibióticos para prevenir las infecciones tal como le indicaron.

  • Para proteger el pie, póngase el calzado quirúrgico (postoperatorio) como le recomendaron.

  • Para aliviar el dolor y la hinchazón, póngase una bolsa de hielo sobre el pie como le hayan indicado. Los primeros días, levante el pie por encima del nivel del corazón.

Fortalezca el pie

El proveedor de atención médica puede sugerirle maneras de poner el pie en forma. Es posible que le indiquen que haga algunos ejercicios. Quizás use pesas para hacerlos. Para ayudar a fortalecer el pie, siga estos consejos:

  • Comience lentamente y después aumente las repeticiones según le recomienden.

  • Durante las primeras semanas, camine distancias cortas. Hágalo solo si su proveedor de atención médica lo autoriza a apoyar peso sobre el pie. Caminar fortalece el pie.

  • Haga fisioterapia según le hayan recomendado. Lo ayudará a fortalecer el pie. Y también sirve para aumentar la amplitud de movimiento.

Haga el seguimiento con su proveedor de atención médica

Es posible que tenga que visitar a su proveedor de atención médica 1 o 2 semanas después de la cirugía. Le quitará el vendaje, examinará la incisión y le pondrá un vendaje nuevo. Los puntos (suturas) y la férula o el yeso quizás puedan quitarse en 2 semanas o más. Para verificar que esté sanando bien, podría tener que visitar a su cirujano regularmente durante 3 meses o más. Es posible que necesite realizarse radiografías de control. Anote todas las preguntas que pueda tener antes de acudir a la cita de seguimiento. Así no se olvidará de planteárselas al proveedor. 

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell